Novedades

Aluminio en la Construcción, sostenibilidad maleable

Así como la piel protege al cuerpo humano, el aluminio protege a los edificios de los elementos, proporcionando un alto nivel de confort en su interior. La industria del aluminio, gracias a su extraordinario crecimiento, ha desarrollado una competencia excelente. Si bien hace tiempo se consideraba que la carpintería de aluminio podía presentar un comportamiento discreto en cuanto al aislamiento térmico y la formación de condensaciones en condiciones climáticas adversas, en la actualidad, gracias a la separación térmica de los perfi les mediante nervios aislantes de plástico, los sistemas de aluminio pueden competir con los valores de aislamiento térmico de otros sistemas basados en materiales como el PVC o la madera.

 

Con un ciclo de vida sostenible de principio a fin, se puede afirmar que el aluminio es prácticamente


un 100% reciclable. Su tasa de recuperación en construcción es de un 95%, y su reciclado ahorra el 95% de la energía usada en su producción inicial.

 

Dada su gran abundancia, la posibilidad de aleación, su maleabilidad, ligereza,resistencia a la corrosión,incombustibilidad, etc., la industria del aluminio puede obtener a partir de este metal una amplia gama de productos con propiedades específicas para un sinfín de aplicaciones. De esta combinación de características se obtienen productos con amplias prestaciones, que permiten la fabricación de carpinterías aisladas y la construcción de amplias envolventes o grandes fachadas estructurales, siempre con unos costes razonables. Las posibilidades estéticas son infinitas y de extraordinaria durabilidad: anodizados,tratamientos mecánicos, lacados en color, lacados que reproducen distintas texturas... a elegir entre un sinfín de opciones. 

 

Propiedades

 

El aluminio es el metal no ferroso más  abundante de la corteza terrestre, siendo el segundo elemento en cantidad  después del sílice (silicatos de aluminio).  Es extraído principalmente de la bauxita. No se encuentra en estado libre, sino formando compuesto con el oxígeno. El aluminio es un metal blanco plateado con gran cantidad de usos, debido principalmente a sus propiedades naturales de ligereza, resistencia, plasticidad y versatilidad. En la actualidad  se ha convertido en un material con innumerables aplicaciones en todos los ámbitos de producción y consumo de la sociedad actual: transporte, construcción, decoración, señalización, embalaje o incluso moda, ofreciendo las mejores opciones en funcionalidad y estética Tiene un peso específico de 2.7 Kg / dm3 y funde a los 667 °C. Su resistencia a la tracción es de unos 10 Kg/mm2 si es fundido o recocido, valor que se  duplica si está laminado en frío (agrio);  esta resistencia decrece rápidamente si aumenta la temperatura. Así, a 300 °C su  resistencia disminuye a un tercio y a 500 °C a un décimo de su valor en frío.

 

Como propiedades físicas y químicas que hacen a este metal óptimo para construcción, automoción e industria  aeroespacial, se pueden destacar, además  de su resistencia y plasticidad, su baja densidad, su ductilidad y maleabilidad y su gran conductividad. A temperaturas cercanas a su punto de fusión se vuelve quebradizo. Al combinarse con otros metales, las nuevas aleaciones son duras y livianas. Resiste el ataque de la mayoría de los ácidos orgánicos y a la corrosión (más que el hierro). El aire húmedo lo empaña ligeramente y lo cubre de una delgada y compacta capa de óxido que le aísla e impide que siga reaccionando. Esta oxidación puede producirse de manera controlada por medio de un proceso denominado anodización. Es además un material no tóxico, lo que permite su utilización en la fabricación de utensilios de cocina, papel de aluminio, envases que contengan líquidos alimenticios como cerveza, refrescos, etc.

 

La reciclabilidad del aluminio no afecta en absoluto a su calidad final. La fundición del aluminio requiere poca energía, solamente un 5% de la energía consumida inicialmente para producir metal primario es necesaria en el proceso de reciclaje.

 

Usos Generales

 

Los primeros objetos de aluminio comenzaron a fabricarse en 1845.


Tradicionalmente el aluminio ha sido empleado en la fabricación de recipientes y embalajes, en la industria del transporte y la automoción, en edificios y construcción, en equipos eléctricos,
bienes de consumo duraderos, etc.Debido a su resistencia a la corrosión; a su baja densidad, tiene una gran aplicación en la industria de la construcción: en puentes, torres, castilletes, pilares, columnas, armazones para techumbre, techados, puertas, ventanas y sus marcos, contramarcos y umbrales, barandillas, prefabricados, chapas, chapas decorativas y antideslizantes para pisos, chapas para recubrimientos en fachadas, barras, perfiles, tubos y similares, de aluminio, en formas de “T”, ángulos, vigas, canales y “Z” preparados para la construcción.

 

Por sus propiedades anticorrosivas y de liviandad es muy útil para fabricar piezas para automóviles, embarcaciones, vagones de ferrocarril, motocicletas, bicicletas, aviones, etc. Por su ligereza y elevada conductividad, se utiliza para tendidos eléctricos.Como usos varios, los compuestos de aluminio se usan como catalizadores en la industria química, para la purificación
del agua (sulfato de aluminio) y en la industria cerámica (óxido de aluminio).

Alta Calidad Metálicas y vidrios el Taller
Alta Calidad Metálicas y vidrios el Taller
Confían en nosotros

Titulo..

Mensaje..

×


Aceptar


Aceptar